Recintos Fiscalizados Estratégicos

De acuerdo al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos “El Recinto Fiscalizado Estratégico (RFE) es un régimen establecido en la Ley Aduanera que permite a las empresas que operen en su interior, la introducción, por tiempo limitado, de mercancías extranjeras, nacionales o nacionalizadas, para ser objeto de manejo, almacenaje, custodia, exhibición, venta, distribución, elaboración, transformación o reparación.” (http://www.banobras.gob.mx/)           

Sirven para que la empresa importadora general valor a su producto al tiempo que beneficia a las empresas locales que prestan sus servicios o venden sus insumos para lograr las acciones requeridas para la creación de valor. Tienen la intención de incrementar la competitividad de la nación e incentivar los intercambios comerciales internacionales

Cuando se decidió implementar esta estrategia para reactivar la economía “se estableció que los recintos deben ser colindantes con una aduana o recinto fiscal (interior, fronterizo, marítimo o aeroportuario), tener una superficie no menor de 20 hectáreas, estar bordeado y protegido, y contar con circuito cerrado de televisión” entre otras medidas, con el fin de evitar la fuga de mercancías al mercado local.

Los propietarios pueden ser inversionistas privados o las Entidades Federativas. El tiempo de estancia en territorio nacional puede ser de hasta dos años.

El valor agregado que generan estos recintos radica principalmente en la obtención de beneficios fiscales (como la exención del pago de impuestos de importación, cuotas compensatorias y el IVA), y reducción de restricciones no arancelarias y trámites aduanales, entre otros. Esto siempre y cuando las mercancías se exporten nuevamente a sus países de origen o mercados destino; si son distribuidas en el mercado local, esta exención del pago es aplicable al IVA. (Rodríguez, 2009)

Actualmente en México se pueden encontrar siete Recintos Fiscales Estratégicos en San Luis Potosí, Nuevo León (Colombia), Chihuahua (Ciudad Juárez), Michoacán (Lázaro Cárdenas), Chiapas (Puerto Chiapas) y próximamente en Ciudad Obregón, Sonora.

El vínculo que tienen estos recintos con las aduanas comienza desde antes de su establecimiento pues es la Administración General de las Aduanas la que se encarga de aprobar los RFEs y a la que se debe entregar la documentación requerida para su constitución.

En el siguiente mapa se muestran los Recintos Fiscalizados Estratégicos en amarillo y en rojo, los puertos más importantes del país:

Referencias: