Aeropuertos

Los aeropuertos constituyen un importante activo de la infraestructura logística nacional, los cuales posibilitan el comercio por carga aérea, que si bien representa el medio más costoso, también ofrece niveles de servicio muy altos por los tiempos de transportación asociados. Esto para cargamentos sensibles a la rapidez de entrega, adquiere una importancia estratégica y le confiere al país la posibilidad de establecer rutas comerciales de gran impacto económico.

Se define a un aeropuerto como un aeródromo civil de servicio público que cuenta con las instalaciones y servicios adecuados para la recepción y despacho de aeronaves, pasajeros, carga y correo del servicio de transporte aéreo regular y no regular, así como del transporte privado comercial y no comercial.

De forma generalizada, en México la totalidad de la superficie de los polígonos que conforman un aeropuerto está tipificada como Zona Federal para todos los efectos relativos a la propiedad de los terrenos, jurisdicción de las distintas autoridades que actúan en ellos, prestación de servicios públicos, vigilancia y seguridad, tránsito de pasajeros y mercancías, así como para la legislación aplicable en materia de vías generales de comunicación y en la comisión de delitos.

En un aeropuerto se definen dos “lados”, a saber el lado aire y el lado tierra. En el primero de ellos, se realizan todas las operaciones relacionadas con las aeronaves, desde las plataformas para maniobras y estacionamiento de aviones, las calles de rodaje, los hangares de mantenimiento, las estaciones de bomberos y de surtimiento de combustible, las posiciones remotas, la torre de control y hasta las pistas de despegue y aterrizaje. El lado aire es una zona de alta seguridad de acceso restringido para personas y vehículos, que cuenta con filtros y dispositivos de entrada y salida.

Por su parte en el lado terrestre, se concentran todos los servicios relacionados con los pasajeros y la administración de los volúmenes de carga que son operados en un aeropuerto. Esto incluye las vialidades de acceso desde las arterias urbanas y suburbanas, los circuitos de circulación interior y las áreas destinadas al estacionamiento de vehículos. Comprende los edificios de las terminales donde se asientan las oficinas de empresas privadas y dependencias públicas; locales comerciales en sus diferentes tipos (bancos, casas de cambio, restaurantes y tiendas, entre otros) los mostradores de las aerolíneas y taxis, así como diversos servicios orientados a los pasajeros y público en general, dentro de la zona denominada de acceso libre.

También incluye los filtros de seguridad para el acceso controlado de pasajeros, empleados de las aerolíneas y personal acreditado ante las autoridades del aeropuerto, que requieren ingresar a la zona restringida del lado tierra donde se ubican las salas de última espera, las puertas de abordaje y los pasillos telescópicos hacia las aeronaves, en los flujos de salida de pasajeros. En el sentido de llegada de los aviones que aterrizan en el aeropuerto se tienen además de las instalaciones descritas -usadas también para el arribo de los pasajeros-, las salas de recepción general de vuelos internacionales donde se incluyen los controles migratorios y de sanidad humana de los pasajeros, así como las zonas de reconocimiento aduanero para los equipajes y mercancías de origen extranjero, que portan consigo los usuarios del servicio aéreo.

Por lo que respecta a las instalaciones para la recepción, manejo y almacenaje de mercancías que son transportadas en los servicios aéreos nacionales e internacionales, generalmente se ubican en los límites entre los denominados lados aire y tierra de los aeropuertos en donde existen terminales para carga. Cuando las mismas tienen acceso directo a la zona de plataformas de pista, estas instalaciones se denominan de primera línea y cuando no cuentan con ese acceso, se clasifican como de segunda o tercera línea, de acuerdo con su localización dentro del perímetro del aeropuerto o colindante con él.

Todas las mercancías de comercio exterior que ingresan a las instalaciones de los aeropuertos son resguardadas en almacenes y áreas de transferencia, comprendidas dentro de los Recintos Fiscalizados habilitados por la Aduana aeroportuaria y están sujetas al reconocimiento aduanero para su despacho, tanto en la importación como en la exportación. Es usual que las oficinas de los Agentes Aduanales y de los Agentes de Carga, así como las de servicios relacionados con el despacho de las mercancías, se ubiquen dentro de los Recintos Fiscalizados mencionados.

El sistema aeroportuario mexicano consta de 85 aeropuertos y 1,385 aeródromos civiles. Hasta 1998 del total de instalaciones aéreas, 59 eran administradas y operadas por el organismo paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), mientras 26 estaban a cargo de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de gobiernos estatales y municipales.

A partir de 1998 se concesionan 34 de los principales aeropuertos mexicanos a grupos privados, quedando integrado el sistema de 85 instalaciones, como sigue:

  • 12 asignados al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).
  • 13 al Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) y
  • 9 al Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR).
  • 24 son administrados por ASA y,
  • 27 a cargo de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de diversos gobiernos estatales y municipales.

 

Desde el año 2010, se dejan de realizar operaciones de aviación civil en algunos aeropuertos de control militar y algunos más, se reclasifican como aeródromos, por lo que el Sistema Nacional de Aeropuertos quedó conformado a partir de entonces por 76 instalaciones, de las cuales 23 quedan administradas por ASA, 34 permanecen concesionadas a los grupos privados con la misma distribución y los 19 restantes, quedan a cargo de las secretarías de Marina y Defensa Nacional, así como a diversos gobiernos estatales y municipales.

 

 

Fuente: Elaboración propia con datos del Instituto Mexicano del Transporte, la Dirección General de Aeronáutica Civil y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) de la SCT.